Construye un diálogo con tu cuerpo y consigue una vida plena y saludable.

Descubre la danza como herramienta de desarrollo personal para activar el potencial creativo y transformador de nuestro cuerpo, cultivarnos, crecer y florecer.

Talleres para Escuelas Infantiles, Colegios e Institutos.

Descubre la danza como herramienta de desarrollo personal para activar el potencial creativo y transformador de nuestro cuerpo, cultivarnos, crecer y florecer.
  • $¿Alguna vez te han brillado los ojos de alegría?
  • $¿Alguna vez te han temblado los labios o el cuerpo cuando te sentías nerviosa?
  • $¿Alguna vez has torcido el gesto o te has llevado las manos a la cabeza por un enfado?
Estoy segura de que sí. Esto es porque el cuerpo se expresa constantemente. Habla de nosotros, de nuestra historia, de nuestros pensamientos, de cómo nos sentimos. También se expresa desde su interior: tus huesos, tus músculos, tus órganos son muy sensibles a lo que sientes y guardan nuestras emociones en cada una de sus células.
  • $¿Alguna vez te han brillado los ojos de alegría?
  • $¿Alguna vez te han temblado los labios o el cuerpo cuando te sentías nerviosa?
  • $¿Alguna vez has torcido el gesto o te has llevado las manos a la cabeza por un enfado?
Estoy segura de que sí. Esto es porque el cuerpo se expresa constantemente. Habla de nosotros, de nuestra historia, de nuestros pensamientos, de cómo nos sentimos. También se expresa desde su interior: tus huesos, tus músculos, tus articulaciones son muy sensibles a lo que sientes y guardan nuestras emociones en cada una de sus células.

Muchas veces nos es complicado encontrar la palabra precisa que exprese nuestros sentimientos, pero un movimiento del cuerpo lo expresa todo.

Lo que ocurre es que nadie nos ha enseñado a escuchar a nuestro cuerpo, y mucho menos, a dialogar con él para entender lo que nos está pasando.
  • $Cuando lo que oímos nos hace sentir demasiadas emociones, preferimos no haberlo escuchado y puede ser que los oídos se taponen o duelan.
  • $Cuando preferimos decir: ”Ojos que no ven corazón que no siente” y decidimos no querer ver más allá de nuestras narices, la vista empieza a empeorar, aparecen las lentes finas y después el doble cristal.
  • $Cuando sientes tus manos dormidas, agrietadas, sudorosas, ásperas, hinchadas, temblorosas, con manchas, verrugas... tu piel y tus manos te están queriendo transmitir un mensaje.
  • $Cuando tenemos rachas en las que nos sentimos saturadas de trabajo y de responsabilidades, con una enorme presión y soportando cargas que a veces ni nos corresponden, aparece ese dolor de espalda.
  • $Cuando tenemos que tomar decisiones importantes, emprender un proyecto, dejar algo atrás, llegan emociones que muchas veces nos superan y comenzamos a sentir las piernas cansadas, tropezamos con todo, nos cuesta dar el paso y aparecen problemas de circulación o torceduras.
Lo que ocurre es que nadie nos ha enseñado a escuchar a nuestro cuerpo, y mucho menos, a dialogar con él para entender lo que nos está pasando.
  • $Cuando lo que oímos nos hace sentir demasiadas emociones, preferimos no haberlo escuchado y puede ser que los oídos se taponen o duelan.
  • $Cuando preferimos decir: ”Ojos que no ven corazón que no siente” y decidimos no querer ver más allá de nuestras narices, la vista empieza a empeorar, aparecen las lentes finas y después el doble cristal.
  • $Cuando sientes tus manos dormidas, agrietadas, sudorosas, ásperas, hinchadas, temblorosas, con manchas, verrugas... tu piel y tus manos te están queriendo transmitir un mensaje.
  • $Cuando tenemos rachas en las que nos sentimos saturadas de trabajo y de responsabilidades, con una enorme presión y soportando cargas que a veces ni nos corresponden, aparece ese dolor de espalda.
  • 4Cuando tenemos que tomar decisiones importantes, emprender un proyecto, dejar algo atrás, llegan emociones que muchas veces nos superan y comenzamos a sentir las piernas cansadas, tropezamos con todo, nos cuesta dar el paso y aparecen problemas de circulación o torceduras.

Lo que ocurre es que nadie nos ha enseñado a escuchar a nuestro cuerpo, y mucho menos, a dialogar con él para entender lo que nos está pasando.

  • $Cuando lo que oímos nos hace sentir demasiadas emociones, preferimos no haberlo escuchado y puede ser que los oídos se taponen o duelan.
  • $Cuando preferimos decir: ”Ojos que no ven corazón que no siente” y decidimos no querer ver más allá de nuestras narices, la vista empieza a empeorar, aparecen las lentes finas y después el doble cristal.
  • $Cuando sientes tus manos dormidas, agrietadas, sudorosas, ásperas, hinchadas, temblorosas, con manchas, verrugas... tu piel y tus manos te están queriendo transmitir un mensaje.
  • $Cuando tenemos rachas en las que nos sentimos saturadas de trabajo y de responsabilidades, con una enorme presión y soportando cargas que a veces ni nos corresponden, aparece ese dolor de espalda.
  • $Cuando tenemos que tomar decisiones importantes, emprender un proyecto, dejar algo atrás, llegan emociones que muchas veces nos superan y comenzamos a sentir las piernas cansadas, tropezamos con todo, nos cuesta dar el paso y aparecen problemas de circulación o torceduras.

Soy Zahy Vera,
bailarina y terapeuta.

Nací en La Habana (Cuba) y crecí siendo una niña alegre, juguetona y cariñosa. Pero también una niña que guardaba una gran tristeza dentro, porque siendo muy pequeña sufrí abuso sexual. A los 4 años descubrí la danza y me refugié en ella para expresar con mi cuerpo todo aquello a lo que no podía dar voz y así fue como comencé a construir mi sueño de bailarina.

Imparto clases y talleres de danza y desarrollo personal para permitir que las personas, más allá de la edad que tengan y a lo que se dediquen, conecten con su cuerpo, disuelvan bloqueos y den rienda suelta a su creatividad. Para que finalmente consigan ponerla en práctica en su día a día y puedan convertir sus maravillosas ideas, aparentemente inalcanzables, en realidad a través de una práctica artística. Porque no es más importante lo que tenemos, si no lo que hacemos con ello.

Tras ejercer como bailarina profesional, convertirme en madre, y transformar una dolorosa herida de mi infancia, y con ayuda de la danza y la biodescodificación, encontré una forma que me ayudó a sanar mis heridas y que ahora quiero compartir con todas las personas que así lo deseen.

Por eso mi compromiso es inspirarte y ayudarte a conectar con tu cuerpo, a escucharlo, y desde esta consciencia, conseguir una vida más plena y saludable en el plano físico, mental y emocional.

Soy Zahy Vera, bailarina y terapeuta.

Nací en La Habana (Cuba) y crecí siendo una niña alegre, juguetona y cariñosa. Pero también una niña que guardaba una gran tristeza dentro, porque siendo muy pequeña sufrí abuso sexual. A los 4 años descubrí la danza y me refugié en ella para expresar con mi cuerpo todo aquello a lo que no podía dar voz y así fue como comencé a construir mi sueño de bailarina.

Imparto clases y talleres de danza y de desarrollo personal para permitir que las personas, más allá de la edad que tengan y a lo que se dediquen, conecten con su cuerpo, disuelvan bloqueos y den rienda suelta a su creatividad. Para que finalmente consigan ponerla en práctica en su día a día y puedan convertir sus maravillosas ideas, aparentemente inalcanzables, en realidad a través de una práctica artística. Porque no es más importante lo que tenemos, si no lo que hacemos con ello.

Tras ejercer como bailarina profesional, convertirme en madre, y transformar una dolorosa herida de mi infancia, y con ayuda de la danza y la biodescodificación, encontré una forma que me ayudó a sanar mis heridas y que ahora quiero compartir con todas las personas que así lo deseen.

Soy Zahy Vera,
bailarina y terapeuta.

Nací en La Habana (Cuba) y crecí siendo una niña alegre, juguetona y cariñosa. Pero también una niña que guardaba una gran tristeza dentro, porque siendo muy pequeña sufrí abuso sexual. A los 4 años descubrí la danza y me refugié en ella para expresar con mi cuerpo todo aquello a lo que no podía dar voz y así fue como comencé a construir mi sueño de bailarina.

Imparto clases y talleres de danza y desarrollo personal para permitir que las personas, más allá de la edad que tengan y a lo que se dediquen, conecten con su cuerpo, disuelvan bloqueos y den rienda suelta a su creatividad. Para que finalmente consigan ponerla en práctica en su día a día y puedan convertir sus maravillosas ideas, aparentemente inalcanzables, en realidad a través de una práctica artística. Porque no es más importante lo que tenemos, si no lo que hacemos con ello.

Tras ejercer como bailarina profesional, convertirme en madre, y transformar una dolorosa herida de mi infancia, y con ayuda de la danza y la biodescodificación, encontré una forma que me ayudó a sanar mis heridas y que ahora quiero compartir con todas las personas que así lo deseen.

Por eso mi compromiso es inspirarte y acompañarte a re-conectar con tu cuerpo, a comprender su lenguaje propio, y desde esta consciencia, conseguir una vida más plena y saludable en el plano físico, mental y emocional.

Por eso mi compromiso es inspirarte y acompañarte a re-conectar con tu cuerpo, a comprender su lenguaje propio, y desde esta consciencia, conseguir una vida más plena y saludable en el plano físico, mental y emocional.

Podemos empezar este viaje juntas ahora.

Aquí puedes conocer las distintas formas en las que puedo acompañarte según lo que necesites y en el momento de tu vida en el que te encuentres:

Sesión de Terapia

Un viaje a través de tu cuerpo para encontrar ese momento preciso que dejó grabada la impronta de una emoción que todavía hoy condiciona y dirige tu vida para liberarla.

Proyecto Madre

Fortalece el vínculo afectivo con tu bebé y participa activamente en su desarrollo físico, emocional y cognitivo durante sus primeros años de vida.

Proyecto Mujer

Identifica y transforma las creencias que te limitan y empieza tu liberación para resolver ese conflicto que te está impidiendo florecer y vivir tu vida más plena.

Sesión de Terapia

Un viaje a través de tu cuerpo para encontrar ese momento preciso que dejó grabada la impronta de una emoción que todavía hoy condiciona y dirige tu vida para liberarla.

Proyecto Madre

Fortalece el vínculo afectivo con tu bebé y participa activamente en su desarrollo físico, emocional y cognitivo durante sus primeros años de vida.

Proyecto Mujer

Identifica y transforma las creencias que te limitan y empieza tu liberación para resolver ese conflicto que te está impidiendo florecer y vivir tu vida más plena.

No, gracias

Danzas a una niña rota

Quiero que conozcas mi proyecto artístico más personal en el que aúno mi pasión por la danza, el teatro, la música y mi propia historia.

“No, gracias” es una obra de danza teatro, autobiográfica: la historia de una niña que sobrevive a las secuelas que deja el abuso sexual en la infancia y de cómo una vez mujer enfrenta su sufrimiento solo para sanar la herida de su niñez perdida y poder vivir con dignidad.

La obra sumerge al espectador en un viaje directo a conectar con su cuerpo y sus emociones para sintonizar con el amor como herramienta para sanar cualquier herida, porque desde el amor puedes construir la vida que deseas bailar.

No, gracias

Danzas a una niña rota

Quiero que conozcas mi proyecto artístico más personal en el que aúno mi pasión por la danza, el teatro, la música y mi propia historia.

No, gracias es una obra de danza teatro, autobiográfica: la historia de una niña que sobrevive a las secuelas que deja el abuso sexual en la infancia y de cómo una vez mujer enfrenta su sufrimiento solo para sanar la herida de su niñez perdida y poder vivir con dignidad.

La obra sumerge al espectador en un viaje directo a conectar con su cuerpo y sus emociones para sintonizar con el amor como herramienta para sanar cualquier herida, porque desde el amor puedes construir la vida que deseas bailar.

Cuento con un gran equipo creativo: LOGOTIPO WEB  |   COMUNICACIÓN  |  FOTOGRAFÍA: C. Jiménez, J. Borquez, R. Borquez y C. Venturini