Talleres de Danza en Familia

Un espacio de juego entre los miembros de una familia donde tanto niños como adultos pueden re-encontrarse, comunicarse y compartir su manera de sentir más allá de lo que se puede expresar con palabras.

Talleres para Escuelas Infantiles, Colegios e Institutos.

Un espacio de juego entre los miembros de una familia donde tanto niños como adultos pueden re-encontrarse, comunicarse y compartir su manera de sentir más allá de lo que se puede expresar con palabras.

¿A quién van dirigidos?

  • NA familias con hijos de cualquier edad que buscan una experiencia física y emocional para hacer en familia.
  • NPara familias que desean pasar más tiempo de calidad y disfrutando juntos.
  • NPara familias que necesitan fortalecer los vínculos afectivos entre padres, madres, hijos y hermanos.

¿Cómo se desarrollan los talleres?

Son talleres que parten de lo lúdico, del contacto, la improvisación y la música para trabajar conceptos básicos de la danza y el movimiento.

También damos espacio a la relajación, al masaje y en ocasiones, incluso, incorporamos algunos objetos o materiales para favorecer la creatividad.

Realizamos talleres grupales y personalizados. En todos ellos trabajamos de manera muy individual y profundizando en la necesidad de cada grupo familiar.

¿Por qué es una experiencia beneficiosa como familia?

Esta actividad favorece la crianza con amor y apego, potencia la capacidad de escucha y observación, despierta la sensibilidad y lo sorpresivo.

A través de las dinámicas que se proponen, niños y mayores experimentan nuevas formas de moverse y de abrazarse, lo que genera armonía y complicidad en la familia.

¿Por qué es una experiencia beneficiosa como familia?

Esta actividad favorece la crianza con amor y apego, potencia la capacidad de escucha y observación, despierta la sensibilidad y lo sorpresivo.

A través de las dinámicas que se proponen, niños y mayores experimentan nuevas formas de moverse y de abrazarse, lo que genera armonía y complicidad en la familia.

¿A quién van dirigidos?

  • NA familias con hijos de cualquier edad que buscan una experiencia física y emocional para hacer en familia.
  • NPara familias que desean pasar más tiempo de calidad y disfrutando juntos.
  • NPara familias que necesitan fortalecer los vínculos afectivos entre padres, madres, hijos y hermanos.

¿Cómo se desarrollan los talleres?

Son talleres que parten de lo lúdico, del contacto, la improvisación y la música para trabajar conceptos básicos de la danza y el movimiento.

También damos espacio a la relajación, al masaje y en ocasiones, incluso, incorporamos algunos objetos o materiales para favorecer la creatividad.

Realizamos talleres grupales y personalizados. En todos ellos trabajamos de manera muy individual y profundizando en la necesidad de cada grupo familiar.

¿Por qué es una experiencia beneficiosa como familia?

Esta actividad favorece la crianza con amor y apego, potencia la capacidad de escucha y observación, despierta la sensibilidad y lo sorpresivo.

A través de las dinámicas que se proponen, niños y mayores experimentan nuevas formas de moverse y de abrazarse, lo que genera armonía y complicidad en la familia.

¿Por qué es una experiencia beneficiosa como familia?

Esta actividad favorece la crianza con amor y apego, potencia la capacidad de escucha y observación, despierta la sensibilidad y lo sorpresivo.

A través de las dinámicas que se proponen, niños y mayores experimentan nuevas formas de moverse y de abrazarse, lo que genera armonía y complicidad en la familia.

Esas raras y divertidas ideas de “dibujar en el aire con el cuerpo”, “bailar un olor” o “buscar nuevas formas de mover una parte del cuerpo casi olvidada” aquietan nuestros miedos y nos permite entrar en el cuerpo por la gran puerta del inconsciente.

Esas raras y divertidas ideas de “dibujar en el aire con el cuerpo”, “bailar un olor” o “buscar nuevas formas de mover una parte del cuerpo casi olvidada” aquietan nuestros miedos y nos permite entrar en el cuerpo por la gran puerta del inconsciente.

¿Qué aportan de manera individual a cada miembro de la familia?

Poner el cuerpo en movimiento, además de despertar la creatividad, ayuda a pensar de forma completa, a mejorar nuestra manera de relacionarnos y a fortalecer nuestra autoestima.

Entenderemos cómo equilibrar nuestros cuerpos (físico, psíquico, emocional y energético) y aprenderemos a conectar con nuestra sensibilidad y espiritualidad.

¿Qué aportan de manera individual a cada miembro de la familia?

Poner el cuerpo en movimiento, además de despertar la creatividad, ayuda a pensar de forma completa, a mejorar nuestra manera de relacionarnos y a fortalecer nuestra autoestima.

Entenderemos cómo equilibrar nuestros cuerpos (físico, psíquico, emocional y energético) y aprenderemos a conectar con nuestra sensibilidad y espiritualidad.

Estos talleres permiten que bebés, niños y adultos despierten sus sentidos y conecten con sus sueños más profundos en su propio mundo.

Estos talleres permiten que bebés, niños y adultos despierten sus sentidos y conecten con sus sueños más profundos en su propio mundo.

Descubre todos nuestros talleres

Edward Munch

¿Te imaginas bailar la melancolía de «El Grito» o la esperanza de «La Niña Enferma»? Cuando exploras la emoción a través de la danza, cada movimiento cuenta una historia, llevándote más allá de las palabras y sumergiéndote en la narrativa visual de Munch de una manera muy real, desde el cuerpo, el lugar donde habitan las emociones.

René Magritte

Más allá de pintar sueños, vamos a aprender a mirar de otro modo. Comenzaremos con la danza del asombro, jugando a través de la danza con objetos cotidianos, con las intención de Magritte en sus cuadros. Asociando unos con otros para sorprendernos, para cuestionarnos la manera en la que percibimos las cosas, 

Jackson Pollock

Partiremos del movimiento danzado para jugar a imitar con todo nuestro cuerpo la ajetreada y enérgica forma de pintar de nuestro querido Pollock. Nos introduciremos dentro del propio cuadro como también él solía hacer y experimentaremos con diferentes materiales, para practicar la divertida técnica del “dripping” hasta crear nuestra gran obra: «Nuestro primer Pollock”. 

BabyFit
(0 a 1 año)

Danzarines
(1 a 3 años)

Movimiento Creativo
(3 a 8 años)

Cuento con un gran equipo creativo: LOGOTIPO WEB  |   COMUNICACIÓN  |  FOTOGRAFÍA: C. Jiménez, J. Borquez, R. Borquez y C. Venturini