Proyecto Madre

Mejora el vínculo afectivo con tu bebé y participa activamente en su desarrollo físico, emocional y cognitivo durante sus primeros años de vida.

Talleres para Escuelas Infantiles, Colegios e Institutos.

Mejora el vínculo afectivo con tu bebé y participa activamente en su desarrollo físico, emocional y cognitivo durante sus primeros años de vida.

¡Enhorabuena!

Ser madre es un momento trascendental en nuestras vidas que cada una lo vive de manera muy diferente por todo lo que despierta la maternidad.

A veces ha podido ser un embarazo muy esperado, en otras quizás más sorpresivo, pero en ambas situaciones como mujer sufrimos transformaciones que no siempre somos capaces de aceptar y de integrar en nosotras.

Quizás aceptarnos en un cuerpo en el que no nos reconocemos, echar en falta un tiempo para encontrarte contigo, o incluso sentir que querrías vivir eternamente embarazada.

¡Enhorabuena!

Ser madre es un momento trascendental en nuestras vidas que cada una lo vive de manera muy diferente por todo lo que despierta la maternidad.

A veces ha podido ser un embarazo muy esperado, en otras quizás más sorpresivo, pero en ambas situaciones como mujer sufrimos transformaciones que no siempre somos capaces de aceptar y de integrar en nosotras.

Quizás aceptarnos en un cuerpo en el que no nos reconocemos, echar en falta un tiempo para encontrarte contigo, o incluso sentir que querrías vivir eternamente embarazada.

Sea como sea la manera en la que vives tu maternidad, te enfrentas a muchos cambios personales como mujer, mientras llevas en tus brazos una nueva vida en torno a la que gira todo tu mundo en ese momento y que te genera muchas dudas.

Te enfrentas a una situación nueva en la que las necesidades físicas y afectivas de tu bebé dependen totalmente de ti, y sin embargo, nadie nos ha preparado para ello.

Sí, hoy en día existe muchísima información teórica sobre crianza y educación de los hijos, pero ¿cómo sabes si lo estás aplicando bien, y si lo estás aplicando en el momento adecuado? ¿Cómo sabes dentro de todo lo que lees y te cuentan, qué es lo mejor para ti y para tu bebé? ¿Cómo gestionar la llegada de un hermanito?

Saber más...

Algo indudable es que esta intensa experiencia, además de impactar tanto en ti, como madre, como en tu bebé, marcará un antes y un después en el proceso de crecimiento personal de ambos.

En este encuentro establecemos un vínculo que, el bebé, siendo extremadamente receptivo a esta conexión materna, terminará por absorber.

Porque…

¿Es posible que nuestra infancia nos marque para toda la vida?
¡Por supuestísimo que SÍ!

Durante la primera infancia, sobre todo en el primer año de vida, el bebé experimenta sus primeros aprendizajes, donde se instalan los programas y creencias que moldearán los cimientos de su personalidad.

Cada nueva experiencia tendrá un significado profundo para él, ya que su entorno cultural, social y familiar se convierte en su lienzo de aprendizaje.

Estas vivencias tempranas influyen en su comportamiento y establecen pautas para interactuar con el mundo y satisfacer sus necesidades vitales. Estas formas de explorar su entorno actúan como un filtro a través del cual percibirá las siguientes experiencias que viva.

Los primeros mensajes que recibe su cerebro tienen un enorme impacto en su futuro.

Durante el primer año de vida el cerebro se desarrolla a un ritmo asombroso:

  • El tamaño del cerebelo alcanza un aumento significativo, lo cual parece estar estrechamente ligado al rápido progreso de las destrezas motoras que se desarrollan en este período.
  • Los circuitos cerebrales relacionados con el lenguaje, localizados en los lóbulos frontal y temporal, se consolidan de manera notable durante el primer año, siendo profundamente moldeados por el lenguaje al que el bebé está expuesto.
  • En edades tempranas, el cerebro presenta una alta receptividad para nutrir cualidades humanas esenciales como el afecto, la empatía, el altruismo, el perdón, la gratitud y la comprensión. Por lo tanto, el uso del lenguaje no verbal desempeña un papel fundamental en este periodo.

Es fundamental comprender que cada aspecto de su vida se organiza en torno a estas primeras lecciones, reafirmando la importancia de brindarles una atención dedicada a su desarrollo psicomotor. 

Y, si a esto le sumamos el reto de gestionar los cambios vitales inherentes a la maternidad, obviamente nos encontramos ante una oportunidad excepcional para que el cuidado de nuestro bebé impacte de forma positiva en nuestro desarrollo personal como madres.

El Proyecto Madre enriquece la vivencia de nuestro bebé sin olvidar nuestra realidad como madres, ayudando a remodelar la estructura de las conexiones neuronales de nuestro bebé, así como a cuidar nuestra realidad emocional como madres.

Te enfrentas a una situación nueva en la que las necesidades físicas y afectivas de tu bebé dependen totalmente de ti, y sin embargo, nadie nos ha preparado para ello.

Sí, hoy en día existe muchísima información teórica sobre crianza y educación de los hijos, pero ¿cómo sabes si lo estás aplicando bien, y si lo estás aplicando en el momento adecuado? ¿Cómo sabes dentro de todo lo que lees y te cuentan, qué es lo mejor para ti y para tu bebé? ¿Cómo gestionar la llegada de un hermanito?

Saber más...

Algo indudable es que esta intensa experiencia, además de impactar tanto en ti, como madre, como en tu bebé, marcará un antes y un después en el proceso de crecimiento personal de ambos.

En este encuentro establecemos un vínculo que, el bebé, siendo extremadamente receptivo a esta conexión materna, terminará por absorber.

Porque…

¿Es posible que nuestra infancia nos marque para toda la vida?
¡Por supuestísimo que SÍ!

Durante la primera infancia, sobre todo en el primer año de vida, el bebé experimenta sus primeros aprendizajes, donde se instalan los programas y creencias que moldearán los cimientos de su personalidad.

Cada nueva experiencia tendrá un significado profundo para él, ya que su entorno cultural, social y familiar se convierte en su lienzo de aprendizaje.

Estas vivencias tempranas influyen en su comportamiento y establecen pautas para interactuar con el mundo y satisfacer sus necesidades vitales. Estas formas de explorar su entorno actúan como un filtro a través del cual percibirá las siguientes experiencias que viva.

Los primeros mensajes que recibe su cerebro tienen un enorme impacto en su futuro.

Durante el primer año de vida el cerebro se desarrolla a un ritmo asombroso:

  • El tamaño del cerebelo alcanza un aumento significativo, lo cual parece estar estrechamente ligado al rápido progreso de las destrezas motoras que se desarrollan en este período.
  • Los circuitos cerebrales relacionados con el lenguaje, localizados en los lóbulos frontal y temporal, se consolidan de manera notable durante el primer año, siendo profundamente moldeados por el lenguaje al que el bebé está expuesto.
  • En edades tempranas, el cerebro presenta una alta receptividad para nutrir cualidades humanas esenciales como el afecto, la empatía, el altruismo, el perdón, la gratitud y la comprensión. Por lo tanto, el uso del lenguaje no verbal desempeña un papel fundamental en este periodo.

Es fundamental comprender que cada aspecto de su vida se organiza en torno a estas primeras lecciones, reafirmando la importancia de brindarles una atención dedicada a su desarrollo psicomotor. 

Y, si a esto le sumamos el reto de gestionar los cambios vitales inherentes a la maternidad, obviamente nos encontramos ante una oportunidad excepcional para que el cuidado de nuestro bebé impacte de forma positiva en nuestro desarrollo personal como madres.

El Proyecto Madre enriquece la vivencia de nuestro bebé sin olvidar nuestra realidad como madres, ayudando a remodelar la estructura de las conexiones neuronales de nuestro bebé, así como a cuidar nuestra realidad emocional como madres.

Te enfrentas a una situación nueva en la que las necesidades físicas y afectivas de tu bebé dependen totalmente de ti, y sin embargo, nadie nos ha preparado para ello.

Sí, hoy en día existe muchísima información teórica sobre crianza y educación de los hijos, pero ¿cómo sabes si lo estás aplicando bien, y si lo estás aplicando en el momento adecuado? ¿Cómo sabes dentro de todo lo que lees y te cuentan, qué es lo mejor para ti y para tu bebé? ¿Cómo gestionar la llegada de un hermanito?

Mi trabajo es acompañaros a ti y a tu bebé para responder juntas a todas estas preguntas, para hacer crecer vuestra complicidad y que os encontréis en un mundo que es desconocido para él y para ti como madre.

Mi trabajo es acompañaros a ti y a tu bebé para responder juntas a todas estas preguntas, para hacer crecer vuestra complicidad y que os encontréis en un mundo que es desconocido para él y para ti como madre.

Mi trabajo es acompañaros a ti y a tu bebé para responder juntas a todas estas preguntas, para hacer crecer vuestra complicidad y que os encontréis en un mundo que es desconocido para él y para ti como madre.

Este acompañamiento está dedicado tanto a la mamá que se enfrenta a una incesante carrera dedicada a las necesidades cambiantes del bebé y que muchas veces se olvida de las suyas propias y al bebé de 0 a 3 años, poniendo gran importancia en esos 12 primeros meses donde se prepara para conquistar grandes hazañas, porque dependerá de los cimientos la manera en la que el edificio se levante.

Un programa individualizado para ti y tu bebé donde te propongo:

Ejercicios corporales proyectados a cada etapa de tu bebé que influyen en su desarrollo físico, emocional y cognitivo, pero que también fortalecen el cuerpo de una madre que sostendrá en el futuro cada vez más el peso de este bebé en crecimiento.

Acompañamiento emocional a la madre facilitándote herramientas para que confíes y conectes con tu instinto materno y desde esta sabiduría, puedas vivir tu maternidad de una manera sana y acompañar a tu bebé a descubrir el mundo del que ya forma parte.

Ejercicios corporales proyectados a cada etapa de tu bebé que influyen en su desarrollo físico, emocional y cognitivo, pero que también fortalecen el cuerpo de una madre que sostendrá en el futuro cada vez más el peso de este bebé en crecimiento.

Acompañamiento emocional a la madre facilitándote herramientas para que confíes y conectes con su instinto materno y desde esta sabiduría, puedas vivir tu maternidad de una manera sana y acompañar a tu bebé a descubrir el mundo del que ya forma parte.

¿ Quieres trabajar el vínculo afectivo con tu bebé y hacer un seguimiento de su desarrollo físico, emocional y cognitivo?

Agenda una primera sesión de valoración conmigo, completamente gratuita y sin compromiso. Esta entrevista servirá para conocerte a ti, conocer a tu bebé, entender en qué momento estáis, qué te preocupa como madre, y así evaluar cómo puedo ayudarte.

¿ Quieres trabajar el vínculo afectivo con tu bebé y hacer un seguimiento de su desarrollo físico, emocional y cognitivo?

Agenda una primera sesión de valoración conmigo, completamente gratuita y sin compromiso. Esta entrevista servirá para conocerte a ti, conocer a tu bebé, entender en qué momento estáis, qué te preocupa como madre, y así evaluar cómo puedo ayudarte.

Cuento con un gran equipo creativo: LOGOTIPO WEB  |   COMUNICACIÓN  |  FOTOGRAFÍA: C. Jiménez, J. Borquez, R. Borquez y C. Venturini